María

Se vuelve nuestro rostro a Ti, María - Hnas Benedictinas

     RE            SOL            RE                            
Se vuelve nuestro rostro a Ti, María.
                   LA          SOL
Por ti claman los hijos de los hombres.
    MIm                          LA                           
Tu nombre llena al mundo de alegría,
      RE            SOL          RE
los pueblos tienen sed de tu presencia.

Queremos ver tu rostro y quedar limpios,
saciarnos con el brillo de tus ojos.
La Luz iluminó nuestro camino,
a Cristo, nuestro hermano, diste al mundo.

El Rey se enamoró de tu hermosura,
te puso una corona de justicia:
Tú tomas nuestra mano y nos levantas
al trono de la gracia de tu Hijo.

Glorificado seas, Jesucristo,
Tú, que naciste de una humilde virgen,
y sean alabados para siempre
el Padre y el Espíritu divino. Amén.
			  

Audio relacionado

50% Complete